VERDADERAMENTE...

martes, 18 de abril de 2017

...HA RESUCITADO EL SEÑOR ¡ALELUYA!
"Os anunciamos la Buena Nueva de que la Promesa hecha a los padres Dios la ha cumplido en nosotros, los hijos, al resucitar a Jesús" (Hch 13, 32-33). La Resurrección de Jesús es la verdad culminante de nuestra fe en Cristo, creída y vivida por la primera comunidad cristiana como verdad central; transmitida como fundamental por la Tradición; establecida en los documentos del Nuevo Testamento, predicada como parte esencial del Misterio Pascual al mismo tiempo que la Cruz:
Cristo ha resucitado de los muertos,
con su muerte ha vencido a la muerte.
Y a los muertos ha dado la vida.

También nosotros, en esta tierra de dolor y de tragedia, con la fe en Cristo resucitado, tenemos un sentido.En medio de tanta calamidad hay un horizonte: está la vida, está la gloria. Es la cruz con esta ambivalencia. Mira adelante. No te cierres. Tú, pequeña piedra, tienes un sentido en la vida porque eres una piedra tomada de aquella gran piedra que la maldad del pecado ha descartado”.(Papa Francisco)

NADIE TIENE...

sábado, 15 de abril de 2017

..amor más grande que Tú
Tú Jesús, Tú, Señor del universo, no tenías por qué haberte abajado hasta el puesto de esclavo,  lavando los pies a tus discípulos.
No tenías por qué haberte quedado, por una locura de amor, presente para siempre en un pedazo de pan y en un poco de vino. Y aún más, permanecer para siempre con nosotros día y noche en todos los Sagrarios del mundo, sufriendo muchas veces la indiferencia y el abandono, incluso, de tus amigos.
Tú, Cordero inmaculado, no tenías por qué haber cargado con el peso de todos nuestros pecados  y haber sudado gotas de sangre y llorado en agonía para aceptar la voluntad del Padre.
No tenías por qué haber sufrido la humillación, la tortura y, finalmente, llegar, como un criminal, a morir de muerte ignominiosa Tú, que eres la Vida.
Nada de esto te era necesario a Ti que en el seno de la Trinidad eras desde la eternidad infinitamente feliz, y sin embargo, lo hiciste, quisiste hacerlo por mí, por amor a mí, para salvarme.
Jesús quiero ser en estos días aquel discípulo amado que, poniendo su cabeza sobre tu Corazón, fue abrasado de amor y correspondió a tu amor permaneciendo junto a Ti al pie de la Cruz. Allí quiero recibir, una vez más, a María por Madre, como el testamento más precioso de toda la historia de la humanidad; allí quiero ver abrirse, por la lanza, tu Corazón y ver nacer a tu esposa, la Iglesia, amada por la eternidad. 


















         
Quiero,  así, contemplándote, aprender tu amor y responder sirviendo a mis hermanos como me enseñaste Tú.  Seré  compañía para Ti, prisionero de Amor en el Sagrario, me uniré a Ti para cumplir la voluntad del Padre, y así iré subiendo, paso a paso, por la ladera del Calvario para morir a mí misma en la Cruz y ofrecerme junto a Ti.

HE AQUÍ...

domingo, 26 de marzo de 2017

...La Esclava del Señor
En medio de la Cuaresma y precediendo al Domingo de Letare, celebrábamos ayer, la solemnidad de la Anunciación del Señor. En este contexto esta fiesta revela su pleno significado, la Encarnación del Señor, gracias al sí de María, es el comienzo de un camino que pasando por la Cruz, culminará en la resurrección. La Carne de que se reviste el Señor en el Seno de la Virgen, es la misma que se ofrecerá en la Cruz por nuestros pecados, como nos decía la segunda lectura de ayer, "cuando Cristo entró en el mundo dijo: "Tú no quieres sacrificios ni ofrendas, pero me has preparado un cuerpo", Y es también el mismo cuerpo que será glorificado por el Padre, abriéndonos a todos las puertas del Paraíso.
Y la misma Virgen, que contesta humildemente al Ángel "He aquí la Esclava del Señor, Hágase en mí según tu palabra", queda por su aceptación vinculada a la obra redentora de Jesús, que llegará hasta la muerte en cruz, donde la humilde esclava del Señor volverá a repetir su "fiat", cooperando así de manera misteriosa a nuestra salvación.

Este es el itinerario de todo cristiano, tras los pasos de Jesús y María e imitando su ejemplo, ofrecer con humildad a Dios nuestra vida, aceptar su voluntad aún cuando esta pase por la vía del dolor, para, así, ser un día glorificados por Dios junto con Cristo, con María y con todos los ángeles y santos.

CABEZA DE SU CASA DEL QUE EL SEÑOR SE FÍA...

lunes, 20 de marzo de 2017

...¡por la carpintería la gloria entera pasa!

En este día la Iglesia celebra, con especial solemnidad, la fiesta litúrgica de San José, Esposo de la Virgen María, padre legal de Jesucristo, y  Patrón de la Iglesia Universal
San José es también patrón de las vocaciones porque vivió la suya de manera intensa y con total disponibilidad. Toda su vida fue una constante apertura al plan de Dios. En todo el Evangelio no aparece ni una sola palabra de respuesta por parte de José, sin embargo su propia vida fue la constante respuesta a la llamada de Dios. Sus acciones hablaron mucho más fuerte que sus labios; así: cuando el ángel le dice "No temas acoger a María", la toma de inmediato por esposa; cuando sale el Edicto del Cesar, de sus labios no sale ni una queja, ni una murmuración, sino que toma a su mujer, María, que está ya cerca del parto y se encaminan hacia Belén, viendo en los designios de la historia la mano providente de Dios; cuando de nuevo un ángel le dice, "toma a la Madre y al Niño y salid hacia Egipto", así lo hace, sin preguntar ¿por cuanto tiempo? o ¿de qué vamos a vivir? . José no piensa en sí mismo, actúa movido por su justicia que es un profundo amor a Dios.
Mirando a José le pedimos por todas las Hermanas de nuestra Congregación, para que permanezcan siempre a la escucha de la voz de Dios.También le pedimos que a nosotras y a los que, en Seminarios o Noviciados nos preparamos para consagrarnos al Señor,  nos dé el coraje de vivir como él, disponibles, sin medida, a la voluntad de Dios, dispuestos siempre para hacer lo que Él desee, olvidándonos de nosotros mismos. Le pedimos por nuestras aspirantes y tantos jóvenes que, habiendo sentido la llamada al sacerdocio o a la vida consagrada, se ven acosados por el miedo, las dudas o la inseguridad, pues sabemos bien que "el diablo trabaja mucho para hacer perder la vocación". Que José les proteja de sus asechanzas como un día protegió al Niño Jesús y que les enseñe a ser valientes y generosos y tener todas las cosas en nada comparado con la dicha de vivir cerca de Jesús y entregarse a Él.



ORACIÓN
Acuérdate de nosotros, bienaventurado José, e intercede con tu oración ante aquel que pasaba por hijo tuyo; intercede también por nosotros ante la Virgen, tu esposa, Madre de Aquel que con el Padre y el Espíritu Santo vive y reina por los siglos de los siglos.

CONVIÉRTETE ...

miércoles, 1 de marzo de 2017

...y cree en el Evangelio

Hoy, miércoles de ceniza, comenzamos la Cuaresma.La Iglesia, con la imposición de la ceniza, nos exhorta a convertirnos y creer en el Evangelio. Pero... ¿En qué consiste convertirse?¿Por dónde empezar? La conversión es un giro de 180º, un cambio de dirección para encaminar nuestros pasos hacia la meta, a lo largo del año, o de los años. Las cosas, los problemas, la actividad de cada día..., nos empujan a correr sin parar, y, a vecesn no nos da ni tiempo para pensar por dónde estamos corriendo; por eso es necesario parar y pensar : ¿Hacia dónde se dirigen mis pasos?...
Lo primero es entrar dentro de uno mismo, en nuestro interior, quitados bastantes obstáculos y pospuesta toda otra solicitud, podremos encontrarnos a solas con Dios, y ponernos a la escucha de su voz, Él mismo tomará las riendas de nuestra vida para encaminarla hacia sí. Tal vez veamos que nos dirige hacia un monte coronado por una Cruz, seamos conscientes de que ése es su propio camino, el camino del amor que se entrega a todos, pero tras ese monte se esconde la gloria del Señor resucitado.
Aquí os dejamos las palabras de nuestro Pastor común, el Papa francisco, ellas son camino seguro dictado por el mismo Dios: