VIRGEN DE LAS MERCEDES...

sábado, 24 de septiembre de 2016

...intercede por nosotros.
Una de las imágenes de gran devoción en Santo Domingo, y la más antigua es la de Nuestra Señora de las Mercedes.
En marzo de 1495 Cristóbal Colón, acompañado de unos cuantos españoles, tuvo que enfrentar a un crecido número de indios acaudillados por un cacique. Levantaron una trinchera y junto a ella colocaron una gran cruz de madera.
Los indios lograron desalojar a los españoles, quienes de inmediato se replegaron a un cerro. Mientras tanto los indios prendieron fuego a la cruz y con hachas intentaban destruirla, sin poder lograrlo. Ante la agresividad de los indios, Colón y la mayoría de la tropa decidieron retirarse del lugar. Sin embargo el mercedario Fray Juan Infante, confesor de Colón, que llevaba consigo una imagen de Nuestra Señora de las Mercedes, exhortó a los españoles a seguir combatiendo y les prometió la victoria en nombre de la Virgen.
Al día siguiente las fuerzas de Colón obtuvieron una increíble victoria frente a los indios, quienes se dispersaron por los montes. Luego de este suceso se construyó un santuario a Nuestra Señora de las Mercedes en la misma cumbre del cerro donde Colón colocó la milagrosa cruz
En este día nos acordamos de manera especial de todos los dominicanos y de todas nuestras hermanas que, en estas bellas tierras, ejercen su labor apostólica. Que la Virgen de las Mercedes les conceda a todos la gracia de amar cada día más a su Hijo.
Virgen y Señora nuestra de la Merced,a ti suplicamos que, mediante tu maternal intercesión ante tu hijo Jesucristo, nos alcances la verdadera libertad de los hijos de Dios y nos hagas libres de cualquier esclavitud, de modo que experimentemos en nosotros la alegría de la salvación. Amén

“OH JESÚS YO TE AMO QUIERO SER TODO TUYO...

viernes, 23 de septiembre de 2016

...¿No ves que ardo por Tí?”
Hoy la Iglesia celebra el día de un gran Santo, el Padre Pio de Pietrelcina. Este Santo Capuchino fue un verdadero apóstol de la misericordia que, a tiempo y a destiempo, atendió a los pecadores en su confesionario; que anheló toda su vida ganar almas para el Señor, y, para ello, no ahorraba oración, sufrimientos, ni mortificaciones. Se ofreció al Señor como víctima y recibió, al igual que nuestro Seráfico Padre, los estigmas de la pasión del Señor. Soportó pacientemente grandes pruebas y persecuciones a causa de sus estigmas. Amó toda su vida entrañablemente a la santísima Virgen. Celebraba la Eucaristía con tal amor que sus Eucaristías podían durar horas.
En este día queremos compartir con todos vosotros un pasaje que forma parte de su testamento espiritual.

“No te desanimes ante la cruz. La más segura prueba de amor consiste en sufrir por el amado. Si Dios sufrió tanto por amor, entonces el dolor que sufrimos por Él se vuelve tan adorable como el mismo amor. En medio de los problemas en los que el Señor te coloque, sé paciente y adáptate alegremente al Corazón de Dios con la conciencia de que todo es juego permanente que proviene de tu Amado.” 

¿QUIEN TU...

... y quien yo?
Hace unos días la familia franciscana celebraba la memoria del inaudito prodigio y don concedido por Dios a San Francisco de Asís en el Monte de la Verna o Alvernia, en 1224.
Desde su conversión, el Seráfico Padre San Francisco veneró con grandísima devoción a Cristo crucificado. Hasta su muerte no cesó, con su vida y su palabra, de predicar al Crucificado. El Señor le dio la gracia de poder vivir en su propia carne las llagas que nosotros con nuestros pecados le causamos.
Con esta gracia que hoy celebramos, Dios nos pone al Santo de Asís como ejemplo de vida cristiana. Y como aliciente a configurarnos como hijos suyos, a ser proyección de su amor hacia los hermanos; para Él nuestras debilidades no son obstáculo para hacer su obra, siempre y cuando tengamos disposición y toda nuestra confianza en Él.
Así lo vivió Nuestra Madre, que fue fiel imitadora de Francisco, y se abrazó, como el Poverello de Asís, a la Cruz, durante toda su vida. Celebramos y recordamos también que ella tuvo la gran dicha de verse revestida del Señor el mismo día en que Francisco recibió del Señor la gracia de ser del todo configurado con Él no solo en vida sino por toda la eternidad.
¡Que en este día, como San Francisco, busquemos alabar a Dios con todos nuestros pensamientos, con todos nuestros sentimientos y con todo nuestro ser!
¡Que nuestra Madre Carmen nos enseñe a amar y abrazar la Cruz y al Crucificado como ella y nuestro Padre San Francisco lo abrazaron!

“Dios de amor y de misericordia, que marcaste con las señales de la pasión de tu Hijo al bienaventurado padre Francisco para encender en nuestros corazones el fuego de tu amor, concédenos, por su intercesión, configurarnos a la muerte de Cristo para vivir eternamente con él” 

EL SEÑOR...

viernes, 16 de septiembre de 2016

...Me dio Hermanas
Con Gran alegría recibíamos ayer una nueva hermanita en nuestro pequeño noviciado. Su nombre Hermana Yerling, llega desde el otro lado del Atlántico, de tierra nicaragüense, para unirse a nosotras.
Con la maleta cargada de deseos de corresponder al Señor y responder a su llamada, hoy comparte con nosotros algunas palabras. Le preguntamos como se preguntaba San Bernardo ¿A qué has venido? ¿Qué te ha traído hasta aquí?


Estoy aquí porque quiero responder a Dios el llamado que me ha hecho en esta Congregación.
También quiero entregar y consagrar mi vida por completo al Señor, el Único que se merece por completo toda mi vida hasta desgastarla.
"Le pido al Señor que me ilumine para que pueda yo responder generosamente cada día con entrega y constancia y ser fiel hasta el final como verdadera esposa de Jesucristo, enamorada totalmente de su misterio de amor."

PENSAD HIJAS MÍAS QUE PARA SER BUENAS RELIGIOSAS...

miércoles, 14 de septiembre de 2016

...Habéis de seguir a Jesús cargadas con la cruz que Él os tiene preparada.

Abrazar la Cruz, es abrazar al Dios que en ella se entrega, abrazar la cruz es unirnos de la manera más fuerte y profunda al Corazón herido de Amor que con su Sangre preciosa, pagó el precio de nuestra redención.
Vivir abrazando a la cruz, sin buscar nada fuera de ella, y no buscando nuestro gusto ni los sufrimientos que nos parecen más heroicos o soportables, sino sólo los que Dios con su mano generosa nos ofrece.., esto es caminar a pie descalzo hacia el cielo, pues es en la Cruz dónde Jesús nos abrió de par en par las puertas del cielo. 
No importa que sea un sólo momento de heroico dolor, como el de los mártires, algún que otro clavo, o una vida llena de astillitas; Jesús da a probar su cruz a las almas que ama porque sabe que su gozo está en poder corresponderle, y sufrir por amor es la prueba más grande de amor que el ser humano puede dar. 

¡DULCES CLAVOS DULCE ÁRBOL DÓNDE LA VIDA EMPIEZA CON UN PESO TAN DULCE EN SU CORTEZA!